Enviando mensajes a un mundo que se desmorona