El ejercicio socialista de ocupación toma el control del centro de Santiago