La ONU se está quedando sin dinero