La polémica por el uso de armas en la Reina